Ir al contenido principal

Astronomía. Mi telescopio. Planetaria

Ya he descrito mi telescopio. Ahora llega la hora de la verdad.


En esta entrada voy a analizar como se comporta el SW dob 8" (una forma abreviada de nombrar este telescopio) en planetaria.


Mi primera observación con el instrumento se remonta al jueves de la semana que me llegó (me llegó el miércoles). No lo pude usar antes por el mal tiempo. Además, esa noche pude observar un objeto, que era el único que no estaba cubierto por las nubes. Dicho objeto es único e irremplazable: nuestro solitario satélite, la Luna.


Empecé la observación. Hacía algo de viento. La Luna se presentaba con un creciente fabuloso. A simple vista no se distinguia gran cosa, solo la forma y algunos mares. Con el buscador se veia bastante brillante, el contraste creció y se veían solo los cráteres más grandes, como Clavius. Pero, al observarla a través del tubo principal con el ocular SP25, solo pude exclamar un grito de dolor. Casi me quedo ciego. Pasó un buen rato hasta que volví a recuperar la vista. Entonces, tuve una idea: ¿Por qué no poner el cubre-objetivo quitando una tapita chica de 50 mm, para verla a grandes aumentos, pero con la cómoda luminosidad que mostraba el buscador?


Así obre, y lo que antes era como intentar ver el filamento de una bombilla encendida, ahora era como verlo con la bombilla apagada. Se me mostró un gran número de cráteres de hasta 10 km de diámetro, porque el seeing era malo (recordemos el viento, así como alguna que otra nube que pasaba por delante). Pude ver la cadena de cráteres de Clavius, la forma de Tycho, el pico central y las terrazas de Copernicus, ondulaciones en los mares a forma de topos que surcan los campos, dejando su inconfundible rastro, etc. Sin embargo, el seeing era tan malo que, al pasar al ocular SP10, no pude ver nada nuevo, y la imagen era tan inestable y borrosa que parecía que estaba detrás de una lente, como una fotografía mal enfocada, y vibraba como si un terremoto la sacudiese.


La noche siguiente se había despejado por completo, y ya no soplaba tan fuerte el viento, siendo el seeing bueno. Primero apunté a la Luna, pero vi lo mismo que el día anterior, porque el cielo no estaba lo suficientemente negro.


Después apunté a Saturno. A simple vista parecía una estrella brillante en Leo, a través del buscador parecía un muy pequeño disco. Pero lo mejor fue cuando lo vi a traves del SP10. Sin palabras. Un disco grande y achatado, atravesado por el eje mayor por una linea recta, del mismo color que el disco, un color amarillo-anaranjado. Pero mejor es que lo veais vosotros.

Proviene de un video de 10 segundos, apilado con Registax y procesado con Photoshop.

Por último, volví a apuntar a la Luna. La vi más luminosa que nunca. Con el SP10 se podían ver cráteres de hasta 3-4km de diámetro.

Espero que os haya gustado este relato.

Comentarios

Entrada popular

Nuevo miembro de la "familia": mi primera DSLR

¡Hola!
Como habréis podido deducir del título, sí, he adquirido una DSLR (Digital Single-Lens Reflex), o, usando menos tecnicismos, una cámara digital con óptica refléx (podéis conseguir más información aquí y aquí).
Pero, ¿cómo comenzó esta aventura de pasar de mi ya bien conocida bridge, que tantas alegrías me ha dado, a una algo más desconocida DSLR?
Todo comenzó hará unos 8 años. En pleno comienzo de mi interés por la astronomía, y leyendo el libro "NightWatch. A Practical Guide to Viewing the Universe" (un libro que recomiendo, por cierto, para todo aquel que empiece en el mundillo), leí acerca de la astrofotografía, una rama de la fotografía caracterizada, a grandes rasgos, por su larga exposición, de minutos e incluso horas. ¿Podría conseguir semejantes fotografías con la compacta familiar?
Desgraciadamente, no se podía, por lo que la astrofotografía era, para mí, una utopía. Pero todo cambió en diciembre de 2008, cuando me ofrecieron una cámara bridge de segunda mano.…

¡¡¡Diez mil gracias!!!

¡Hola a todos!
Escribo esta entrada para comentaros que, gracias a todos vosotros, mis queridos lectores, se ha cumplido en el Cuaderno de Adrián una de las metas que me propuse cuando publiqué el blog, llegar a la decena de millar de visitas. Sin duda alguna, este número, de ya 5 cifras, me anima a continuar escribiendo, publicando y comentando, todo aquello que suceda en mi vida como informático, fotógrafo o astrónomo, así como punto de reflexión.
Tras haber conseguido esta meta, la próxima sería los 15.000 visitantes, los cuales me gustaría conseguir en un par de años, aunque por ahora ya estoy muy contento por llegar a las 5 cifras, uno de los retos que me puse al crear el blog. Muchas gracias a todos vosotros por leerme y soportar algunas veces mis delirios mentales jeje.
Un saludo a todos, nos vemos en la siguiente entrada ;).

Astronomía. Mi telescopio

Éste será el tema principal del "Cuaderno de Adrián". Hablaré de las noticias, opiniones y observaciones.
En éste artículo quiero presentar a mi telescopio, un Sky-Watcher dobson 203/1200. Para los que no entiendan del tema, voy a explicar:
Sky-Watcher es el nombre de la marca. Sería como Sony, Ford, etc. Esta marca es una de las importadoras de Synta, una empresa que fabrica telescopios "Made in China", muy baratos, pero con una calidad que rivaliza con las marcas más caras.Dobson es el nombre de la montura. Existen dos tipos de monturas: ecuatorial, que utiliza las coordenadas celestes, reflejo de las terrestres, las cuales permiten el seguimiento de los cuerpos ya sea de manera manual, moviendo los mandos de movimiento lento, o mediante motores; y altazimutal, la más "barata" y sencilla, que permite el movimiento horizontal y vertical, pero cuya motorización es más difícil. Dentro del último grupo entran las dobson: monturas de madera resistentes y suav…