Ir al contenido principal

Empieza la temporada joviana 2011

¡Hola!
Tal y como indica el título, este mes y el siguiente serán los mejores para poder ver al coloso planetario. Como muchos de vosotros habrá podido comprobar, estas últimas semanas, a medianoche, una muy brillante estrella aparecía por el horizonte este. Dicha estrella, más brillante que cualquier otra, presenta, como características, la ausencia de centelleo y un color amarillo pastel. Dicha estrella no es tal, pues se trata del rey de los dioses romano, el gigantesco Júpiter.

Imagen de Júpiter


Durante las siguientes dos semanas, Júpiter estará en oposición, llegando al máximo grado de oposición el día 29 de octubre. En oposición, el diámetro aparente del planeta será de unos 45", esto es, con 40x se podría ver del tamaño de la luna llena. Con diferentes aumentos, podremos ver:
  • Con unos 10 aumentos, típicos de binoculares, podremos apreciar como la falsa estrella pierde su carácter puntual. Podremos ver sin dificultad alguna los 4 satélites principales.
  • Con unos 50 aumentos, el achatamiento del disco será apreciable fácilmente.
  • Con 100 aumentos, podremos ver las dos bandas principales, así como, aunque ya con dificultad, la sombra de los satélites en el planeta y la Mancha Roja.
  • Con unos 150-200 aumentos, observaremos algunos detalles en las bandas, y podremos seguir el tránsito de los satélites por delante del disco planetario.
  • Con 250 o más aumentos, podremos percibir muy sutiles detalles en las bandas.

Este año, la oposición se caracteriza por la vuelta de la banda ecuatorial que, en la oposición del año pasado, no era visible. También se caracteriza por la fecha de oposición, puesto que, aunque la fecha del próximo año sea mejor, la fecha de este año hace que el planeta adquiera una buena altura sobre el horizonte. Esto es bastante importante, pues permite aprovechar más el diámetro del tubo, esto es, conseguir imágenes de mayor calidad.

Comentarios

Entrada popular

Y así se cumple la "profecía"...

¡Hola!
Aproximadamente un año ha pasado desde que compré mi Nexus 7. Es algo que podemos recordar al leer Como cada año, tenemos "cachivache" nuevo. Sin embargo, esta entrada no va dedicada a dicha tablet.
Como podéis ver en la entrada del año pasado, en el párrafo final, expreso mi deseo de que una imagen, situada en su parte superior, se haga realidad, y sostengo que es probable que, en las mismas fechas del siguiente año, esto se cumpliese. Esta entrada significa que hace unas semanas, unos 11 meses después, se cumplió la "profecía".


¿Qué esconderá?
En efecto, casi un año después, y tras probar la experiencia Nexus, mi smartphone, un Sony Xperia P, se empezó a quedar corto. Además, poco a poco empezó a tener más problemas, tales como menor autonomía, algún que otro brick (se solucionaba formateando vía flash, pero no era nada cómodo), y lag con las llamadas (a veces tardaba más de una decena de segundos en sonar, y otros tantos en contestar dicha llamada). Tras m…