Ir al contenido principal

¡He vuelto!

¡Hola!

Sí, sé que he estado un poco desaparecido durante los 2 últimos años. Y sí, durante este tiempo, os he echado de menos.

¿La razón de esta ausencia? Tras unos meses de búsqueda de empleo, me decidí por volver al ámbito académico, matriculándome en el Grado Superior en Automatización y Robótica Industrial, en Navalmoral. Dicho ciclo está clasificado como Formación Profesional Dual, en tanto a que, durante el periodo lectivo, un porcentaje de las clases tienen lugar en la Central Nuclear de Almaraz.


Debido a ésto, decidí centrarme en el estudio, aprender lo máximo posible, y sacar la mejor nota posible. Por ello, tuve que dejar de lado ciertos aspectos del ocio, tal y como podrían ser la astronomía, programación y este blog. Aunque no por ello significa que lo haya abandonado definitivamente, ni mucho menos. Simplemente, se trataba de una pausa, como si fuese un corte publicitario.

Estos dos años han sido muy completos. Me he reencontrado con viejos conocidos, como el profesor Javier, que me enseñó, por primera vez, el mundo de la programación. ¡Cuál fue mi sorpresa cuando vi que, 5 años después, y en localidades distintas, volvía a ser profesor mío!.

Durante estos años, he descubierto también cómo son las personas a mi alrededor, tanto para bien en unos casos, como para mal en otros. Tanto en un caso como en el otro, me han dado enormes lecciones, tanto para conocerme a mi mismo, como para crecer como persona.

Estos años también están salpicados por alguna pérdida. Sin ninguna duda, los viajes a Talavera no volverán a ser los mismos, o al menos con esa alegría con la que solíamos ir.

Pero sin duda alguna, lo que más destaco es la gente nueva a la que he conocido durante el curso: los profesores Ángel, Manuel, Tomás, Raquel, María, María Eugenia, David, José y Teresa, además del antes mencionado Javier; mis compañeros Alex, Ñoño, Antoñito, Ruth, Santi, Victor Castañares, Victor Rano, Jaime, Javi Luis, Sergio y Dani, así como Juanma y Fernando; y personas que conocí durante las prácticas en la Central Nuclear, siendo tantos que, si los nombrase, esta entrada sería el triple de larga.


A todos ellos les debo el poder haber terminado el curso, y además, obteniendo el reto que me impuse durante el primer año: conseguir la Matrícula de Honor. Gracias a todos ellos, por soportarme en mis rayadas y alegrarme mis mañanas, siempre os mantendré en el corazón.

En cuanto a lo que no son relaciones personales, también he tenido reencuentros con viejas aficiones, como el cubo de Rubik, adquiriendo nuevos rompecabezas, algunos más complicados y otros más sencillos. Tengo aficiones nuevas también, tales como Star Trek y Doctor Who, y fuera de las series, la cartomagia (aunque aún estoy aprendiendo).


He podido realizar algunos asuntos que tenía pendientes desde hace algunos años, como la limpieza del primario del telescopio. En serio, si alguna vez digo que quiero volver a limpiarlo, tenéis permiso para darme una buena colleja. ¡Pero qué tornillos más malos!

También he sufrido pérdidas materiales, tales como el SSD de mi portátil, que decidió (ayer, por cierto) pasar a mejor vida. Y vaya si se nota, no recordaba que este ordenador fuese tan lento... y es que siempre cuesta más cambiar para peor que cambiar para mejor.

Comentarios

Entrada popular

Explosiones de supernova V9.0

¡Hola!
Como todos los años, este año estuve en las Fiestas del Tabaco y el Pimiento de Jaraíz de la Vera. Y, como todos los años desde 2009, he estado en el espectáculo pirotécnico que da fin a dichas fiestas, un espectáculo espectacular (valga la redundancia), debido a la conjunción entre fuegos y música. Así, sin más, os dejo unas instantáneas de dicho momento. ¡Espero que os guste!









Excelente jornada de observación en espacio profundo

¡Hola!
Voy a compartir con vosotros la que es, de momento, mi mejor jornada de observación telescópica. Dicha jornada sucedió ayer, entre las 21 y las 22GMT, es decir, entre las 23 y las 24 locales. La calidad del cielo era excelente, buen seeing, ni el más mínimo soplo de aire, aunque bastante humedad.


Simulación del cielo y contaminación lumínica hacia la mitad de la observación, por Stellarium

Tras transportar el telescopio, junto a los oculares y el Sky Atlas 2000.0, empecé con mi aclimatación a la oscuridad. Gracias a la ausencia de farolas visibles y de ventanas iluminadas, ésta fue muy rápida. Mientras tanto, apunté con el telescopio a Polaris para efectuar pruebas de colimación y comprobar si el buscador estaba alineado. Ambas pruebas fueron satisfactorias. Una vez terminadas las pruebas, mis ojos estaban aclimatados a la oscuridad, de manera que, sin dificultad, podía ver la débil franja de la Vía Láctea, que iba desde la zona de Sagittarius hasta Cassiopeia (dicha constelac…