Ir al contenido principal

Despidiendo al viejo 2019

¡Hola a todos!
Ya llegó el día en el que este año termina. Un año lleno de alegrías, pero también de momentos tristes. Pero, sin embargo, podemos decir que fue un año inolvidable.
Por lo tanto, voy a recapitular todo lo que sucedió durante este año. ¡Allá vamos!

Enero

Durante muchos años, he querido montar un ordenador por piezas. Ya en 2018, tras el tercer aniversario del MSI, comencé a buscar presupuestos de diversos componentes. Sin embargo, por ciertas influencias exteriores, nunca conseguía cumplir con las previsiones. Por ello, en este mes, y ya libre de dichas influencias, es cuando comenzó, de verdad, la aventura, desarrollando un presupuesto provisional que luego se acercó bastante a la realidad.
También en este mes fue cuando comencé mi último trimestre en la FP Dual, por lo que me propuse obtener las mejores calificaciones posibles.

Febrero

Siguiendo con el tema del ordenador, en este mes ya adquirí mis primeros componentes, debido a ofertas muy buenas que harían bajar el presupuesto. También colaboré, con mi amigo David, en el montaje de su segundo sobremesa, algo que, a la postre, me serviría de ayuda para montar el mío.
En cuanto a las clases, teníamos una gran presión, en tanto que el tiempo se terminaba y teníamos que dar todo el temario, lo cual repercutió en la cantidad de exámenes (incluso, en algunas asignaturas, teníamos examen semanal). Todos los compañeros de clase hicimos piña para afrontar la situación. También fue aquí cuando todos concretamos los detalles del Proyecto de Fin de Ciclo, para el cual disponíamos hasta mayo.

Marzo

En este mes, finalizamos las clases. Tuvimos que enfrentarnos a los exámenes finales de todas las asignaturas, así como entregar las prácticas. Por tanto, los compañeros nos unimos como nunca lo habíamos hecho, superándolo todo (aunque las calificaciones tenían que esperar). Realizamos nuestra última excursión, viajando a Madrid para ver las instalaciones de Tecnatom, y concretamos los últimos detalles previos a la Formación en Centros de Trabajo (también conocida como las prácticas), a realizar desde abril hasta junio en la Central Nuclear de Almaraz.

Abril

En los primeros días del mes, obtuvimos las calificaciones, tanto del trimestre como finales. En mi caso, conseguí cumplir mi objetivo de enero, ya que obtuve un 10 en todas las asignaturas, salvo en una, lo cual daría lugar a que mi calificación final fuese un sobresaliente en todas y cada una de las asignaturas, con mención honorífica en 3 de ellas (de un total de 6 asignaturas).
Comenzaron las prácticas. Para muchos de nosotros, supuso la primera vez que accedíamos a la nuclear, por lo que nos era todo nuevo. Gracias a trabajadores de allí, que no dudaron en enseñarnos y explicarnos lo fundamental, conseguimos aprender rápido.

Mayo

Durante este mes, continuamos con las prácticas, en las que tuve mis primeras experiencias a turnos. También recibimos un pequeño seminario de Iberdrola, de dos días de duración. Pero si algo destaco de este mes, además de finalizar la memoria del proyecto, es que fue aquí cuando nos graduamos.
Fue una ceremonia de graduación bastante bonita. ¡Incluso me enfrenté a mi timidez para dedicar, en el atril, unas palabras a mis compañeros y profesores! Por lo que me llamaron 2 veces al escenario: una para leer, y otra para la graduación propiamente dicha. La sorpresa fue cuando me llamaron por tercera vez, de forma inesperada. Y es que cumplí mi objetivo marcado desde el primer trimestre de mi primer año en la FP Dual: la obtención de la Matrícula de Honor. Os mentiría si os dijese que no lloré de la emoción. Pero fue la guinda del pastel al final de 2 años de estudios.

Junio

Tocaba volver a la normalidad. Estábamos en nuestras últimas semanas de prácticas, y con la memoria del proyecto ya entregada, nos preparamos para la tan temida exposición. Pero a tan solo unos días de que me tocase exponer a mí, recibí la noticia del fallecimiento de mi bisabuela Ángela, un hecho que eclipsó todos los demás sucesos del mes.
Unos días después, expuse el proyecto, y una semana más tarde, finalicé las prácticas y obtuve el certificado de notas final. Finalizando el mes, el portátil dejó de funcionar, pues un pequeño corte de luz estropeó el SSD.

Julio

En este mes cumplí otro de los propósitos de enero: la adquisición y montaje de mi primer ordenador por piezas, aprovechando el lanzamiento de ZEN2 y la plataforma X570 (tal y como podéis leer en Dando el gran paso).
El ordenador no estaba finalizado del todo, pues aún faltaba añadir un disco duro, así como otros añadidos pensados para el futuro (ventilación, refrigeración líquida, y otra tarjeta WiFi). El primero de los añadidos fue el disco duro, coincidiendo con la avería de la tarjeta gráfica. Una avería que marcaría el siguiente mes por completo.

Agosto

Tras enviar la gráfica a reparar, tuve que esperar 2 semanas a que me la devolviesen. Al principio, pensé que me la habían cambiado por una nueva. Pero no tardé mucho en darme cuenta de que, además, era un modelo inferior (pese a ser prácticamente la misma gráfica, tenía menos frecuencia de fábrica). Me puse en contacto con la tienda GAME, donde fue comprada, para notificar de la situación, ofreciendo incluso quedarme yo con la gráfica nueva (pese a ser inferior), ya que mediante unos pequeños ajustes podría hacer que rindiese de forma similar a la original.
Sin embargo, ellos se negaron, alegando que, como no era la gráfica que estaba en la factura, no tendría garantía. Me ofrecieron el cambio por otra gráfica similar a la comprada en un principio, pero a partir de ahí, no volví a saber más: no respondían correos, ni llamadas. Por Twitter, alegaban estar haciendo todo lo posible (pese a lo cual no me ofrecían solución alguna). Finalmente, tras otras 2 semanas de incesantes llamadas sin respuesta, me confirmaron que no me la podían cambiar, sino solo devolverme el dinero (sospecho que se debió a que las gráficas habían subido ligeramente de precio, pero si me hubiesen contestado desde un principio, esto no habría pasado). Por lo que rápidamente me puse a buscar otra gráfica, decantándome por una bastante superior a la que había comprado.
En este mes también hice algún viaje, siendo Guadalupe y Romangordo los destinos. Fueron unas visitas preciosas.

Septiembre

A primeros de mes recibí la nueva gráfica y devolví la anterior. Sigo con ella desde entonces. También fue en este mes, cuando conseguí añadir la ansiada refrigeración líquida.
Pero lo más importante de este mes, al menos para mi, fue la incorporación a la Central Nuclear de Almaraz como trabajador de la empresa Inabensa, en la sección eléctrica, para prestar servicios durante la Recarga de combustible. De esta etapa, me gustaría agradecer a todos aquellos que han trabajado, de forma directa, conmigo: Luis, Alberto, Jorge, Antonio, Marcos, Jesús y Miguel, con mención de honor para Marina y Enrique, que aunque no trabajaron de forma directa conmigo, me tuvieron que "aguantar" en aquel despacho.

Octubre

Este mes fue el de mi cumpleaños. Al mismo tiempo, fue el mes de la Recarga de combustible, por lo que estuve, la mayor parte del tiempo, en la Central Nuclear. También fue el mes en el que renové otro de los componentes informáticos: el smartphone. Cambié de un Google Pixel XL original, a un Google Pixel 4 XL. Sin duda alguna, el salto de 3 generaciones se nota, pero esto es materia de otra entrada. Junto al móvil, me regalaron un Google Nest Hub.

Noviembre

Tras finalizar el contrato con Inabensa (ya que la recarga estaba en sus últimos coletazos), comencé a asistir a la Central Nuclear, pero no como trabajador, sino como estudiante candidato a un puesto fijo. Fue esta la ocasión perfecta para reencontrarme con compañeros de clase que, aunque los veía de vez en cuando en la Recarga (y muchas veces, de pasada o en pequeños descansos), echaba de menos estar con ellos durante ratos largos.
También aquí, me gustaría destacar la recuperación total del portátil MSI, tras la adquisición de una nueva unidad SSD, así como la adquisición de mi monitor de 24", con resolución 2560x1440 y una tasa de refresco de 144Hz, y mi primer teclado mecánico, con switches Cherry MX Silent.

Diciembre

El último mes del año, pero no por ello el menos importante. Continuamos con el curso, del cual no hay mucho que destacar, quitando un par de accidentes in-itinere, siendo uno de ellos un pequeño susto para mi (ya que no hubo daños personales ni materiales), y siendo el siguiente, minutos después, algo más de un susto (y dejando sin vehículo a uno de mis mejores amigos), aunque, por suerte, no hubo daños personales.
En este mes finalicé la construcción del ordenador, añadiendo ventiladores superiores, una nueva tarjeta WiFi (con BlueTooth) y tiras LED (para estética).

Agradecimientos

Este año no podría haber sido tan bueno sin mis padres, que siempre estuvieron ahí, dándome apoyo en los momentos en los que lo necesitaba (como exámenes, proyecto...), y celebrando conmigo los logros. También quiero agradecer a mis compañeros de clase: Victor Castañares, Ruth, Antonio, Sergio, Daniel, Javi Luis, Santi, Alex, Ñoño, Victor y Jaime, sin olvidar a Juanma ni a Fernando. Sin ellos, las clases no habrían sido igual. También quiero agradecer a los profesores que he tenido estos dos años: Manuel, Ángel, Javier (esta vez no me olvido de tí), Raquel, María, David, José, Tomás, María Eugenia y Teresa. Porque sin ellos guiándonos, tampoco habríamos llegado a donde hemos llegado.
Este año se lo dedico a mi bisabuela Ángela, que daba alegría a esta familia. Es nuestra primera Navidad sin ella, y la verdad es que se nota bastante. Sin duda, se la echará de menos.

Comentarios

Entrada popular

Y así se cumple la "profecía"...

¡Hola!
Aproximadamente un año ha pasado desde que compré mi Nexus 7. Es algo que podemos recordar al leer Como cada año, tenemos "cachivache" nuevo. Sin embargo, esta entrada no va dedicada a dicha tablet.
Como podéis ver en la entrada del año pasado, en el párrafo final, expreso mi deseo de que una imagen, situada en su parte superior, se haga realidad, y sostengo que es probable que, en las mismas fechas del siguiente año, esto se cumpliese. Esta entrada significa que hace unas semanas, unos 11 meses después, se cumplió la "profecía".


¿Qué esconderá?
En efecto, casi un año después, y tras probar la experiencia Nexus, mi smartphone, un Sony Xperia P, se empezó a quedar corto. Además, poco a poco empezó a tener más problemas, tales como menor autonomía, algún que otro brick (se solucionaba formateando vía flash, pero no era nada cómodo), y lag con las llamadas (a veces tardaba más de una decena de segundos en sonar, y otros tantos en contestar dicha llamada). Tras m…

Y por fin, la familia completa

¡Hola!
En primer lugar, y a modo de off-topic, me gustaría agradeceros que hayamos cumplido una nueva meta en el blog, llegar a la cifra que propuse hace exactamente un año, en la mitad de tiempo del objetivo. El haber llegado a estas 15.000 visitas ha significado mucho para mi, en especial tras unos meses de estudios en los que he tenido el blog algo descuidado. Así pues, para todos vosotros, ahí van 15.000 gracias.
Tras este pequeño inciso, me gustaría anunciaros una nueva adquisición, con la cual se cierra la familia, compuesta hasta ahora por el telescopio que compré en 2009, la cámara réflex de 2012, la tablet Nexus de 2013 y el smartphone Nexus del pasado año.
Como muchos de vosotros sabréis, empecé a estudiar un Grado Superior de informática (en concreto, el Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, o D.A.M. para los amigos) el pasado año. Al poco de comenzar el curso, tanto mis compañeros como yo empezamos a llevar nuestros portátiles a clase para así poder…

Dando el gran paso

¡Hola a todos!

Escribo a esta entrada para anunciaros que, por fin, he dado en gran paso, en lo que a informática se refiere. Pero, antes de concretar, vayámonos a los antecedentes.

Hace 4 años, completé la renovación de la familia tecnológica con mi primer portátil gamer, al cual, posteriormente a su adquisición, le añadí un SSD mSATA Micron M600 de 128GB (por aquella época, el precio de los SSD era bastante elevado), así como inicialmente 8GB de RAM, y posteriormente 16GB. Con ese ordenador finalicé los estudios de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, así como la FP Dual.


Sin embargo, el tiempo hizo que el hardware fuese quedando obsoleto, pudiendo aguantar más con el portátil gracias al cambio de batería que realicé. Pero una vez empezado el segundo año de la FP Dual, vi que ese cambio no era más que un parche, ya que el ordenador se iba quedando cada vez más pequeño.

Por ejemplo, tuve que instalar varios programas de programación, que demostraron que 128GB de SSD no son suf…